Guardianes de la memoria

El apasionante proyecto fotográfico del mexicano Diego Moreno tiene raíces a la vez personales y culturales. Su tía abuela sufría de esclerodermia, una enfermedad que le hizo adquirir un aspecto monstruoso que provocaba un gran rechazo social. Este aspecto y el mal olor causado por su incontinencia, otra consecuencia de la enfermedad, la condenaron al ostracismo incluso en su propia familia. Así, tuvo que pasarse toda la vida sintiendo que la miraban como a un monstruo, como la representación viva de lo que no queremos contemplar de cara: la enfermedad, el descalabro físico, la muerte que acecha.

guardianes-memoria-chiapas-0018

Sigue leyendo