El telón que se niega a caer

Los apenas cuarenta cines de sala única que sobreviven en España son el testimonio todavía vivo de una forma de aprehender el séptimo arte que se dirige, salvo soluciones imaginativas o ayudas de la Administración, hacia la extinción. Convertidas en pequeñas aldeas galas de resistencia cultural pero también arquitectónica frente a las invasoras multisalas, estas salas encierran historias personales y colectivas, gestos y recuerdos que forman parte de nuestro patrimonio y que cabe reivindicar a capa y espada.

Fila Siete

Sigue leyendo