¡Danzad, danzad, perritos!

País singularísimo, capaz de lo mejor y también de lo peor, lo que nadie puede poner en duda es  que Estados Unidos muestra un entusiasmo inagotable en cualquier cosa que se proponga. Sus habitantes se mueven siempre en parámetros que nos parecen tan exagerados como fascinantes en este país donde la contención no parece existir. Como si las cualidades y los defectos del mundo occidental se hubieran concentrado en este inmenso territorio  donde todo es posible siempre que se haga desde la desmesura y la pasión sin límites. Si las dosis de violencia que con demasiada frecuencia asuelan al país nos aterran y nos dejan perplejos, no podemos dejar de quedar fascinados por su sentido del espectáculo y por el empeño con el que los estadounidenses se entregan en cuerpo y alma a cualquier actividad, por estrambótica que aparezca a nuestros ojos europeos. En contraste con la gravedad de los asuntos a los que debe hacer frente el país, el “musical canine freestyle” ilustra perfectamente hasta qué punto los estadounidenses pueden llegar a tomase el ocio en serio.

Sigue leyendo “¡Danzad, danzad, perritos!”

Irán patina

Con sus innumerables contrastes y contradicciones, Irán es sin duda alguna uno de los países con más magnetismo y misterio del mundo. Parapetado en medio de un polvorín, el papel de la antigua Persia en el tablero internacional es crucial, especialmente ahora que muchos de sus vecinos (Irak, Afganistán y Siria) han colapsado como países. Sin embargo, la paz social está amenazada y 2018 ha despertado con la protesta de miles de jóvenes hartos de las restricciones sociales y las penurias económicas. Las manifestaciones se han saldado ya con más de veinte muertos y cientos de encarcelados. Las autoridades, divididas entre los aperturistas y los estrictos Guardianes de la Revolución, no saben cómo enfrentarse a estas muestras de descontento. Irán patina. 

 

Sigue leyendo “Irán patina”

Pruebas médicas: entre altruismo y beneficio propio

Natalia Lanciego lleva nueve años participando con cierta regularidad a las pruebas clínicas organizadas por el Hospital de Sant Pau de Barcelona. “Empecé casi por casualidad: una amiga mía enfermera me habló de estos ensayos y me pareció una forma fácil de ganarme un sobresueldo.” Tras haber participado en cinco pruebas, esta licenciada en pedagogía de 41 años no ve más que ventajas en esta actividad ya que se ha limitado a probar bioequivalencias, es decir medicamentos con fórmulas que ya están en el mercado pero que se comercializan a través de otra marca, sin más efectos secundarios posibles que los que pueden existir con cualquier medicamento. Otra ventaja considerable: los chequeos exhaustivos que le realizan antes y después de cada prueba. “Es como tener un seguimiento médico personalizado y gratis.”

 

Sigue leyendo “Pruebas médicas: entre altruismo y beneficio propio”

La ciudad imaginaria

La expansión de la ciudad durante la edad contemporánea ha planteado una y otra vez el reto de dar significación cultural a los nuevos territorios urbanizados en sus márgenes. Nuestra mirada sobre el paisaje humano y urbano ha prevalecido muy a menudo sobre las consideraciones sociales y urbanísticas dándole significados diversos y a menudo contradictorios. No hay realidad sin mirada. El trabajo que lleva años realizando el artista visual Joaquín Jordán (Zaragoza, 1975) se centra a menudo en fotografiar lo vacío, un vacío que refleja al mismo tiempo la presencia aún palpable de un pasado perdido y las infinitas posibilidades de un futuro por construir.

 

Sigue leyendo “La ciudad imaginaria”

El telón que se niega a caer

Los apenas cuarenta cines de sala única que sobreviven en España son el testimonio todavía vivo de una forma de aprehender el séptimo arte que se dirige, salvo soluciones imaginativas o ayudas de la Administración, hacia la extinción. Convertidas en pequeñas aldeas galas de resistencia cultural pero también arquitectónica frente a las invasoras multisalas, estas salas encierran historias personales y colectivas, gestos y recuerdos que forman parte de nuestro patrimonio y que cabe reivindicar a capa y espada.

 

Sigue leyendo “El telón que se niega a caer”

Culto al dolor

¿Puede ser el dolor el camino apropiado para alcanzar el éxtasis? ¿Podría ser que placer y sufrimiento se movieran en el mismo terreno?

Fascinado por las prácticas rituales de un grupo de performers que buscan los límites del dolor, el fotógrafo Albert Jodar lleva siete años documentando las vidas de Ona, Hugo, Jaime y muchos otros más adeptos de estas prácticas extremas que colocan sus cuerpos al límite de lo soportable.

 

Sigue leyendo “Culto al dolor”

Sincrotrón Alba: un viaje a la luz microscópica

Auténtica isla en el necesitado panorama de la investigación científica en España, el Sincrotrón Alba lleva ya tres años en activo, permitiendo a científicos del mundo entero llevar a cabo experimentos de un alcance hasta hace poco prácticamente inimaginable. Para una comunidad científica castigada por los recortes, la presencia del Sincrotrón Alba aparece como un auténtico milagro que abre posibilidades sin fin en la investigación científica.

 

Sigue leyendo “Sincrotrón Alba: un viaje a la luz microscópica”

Guardianes de la memoria

El apasionante proyecto fotográfico del mexicano Diego Moreno tiene raíces a la vez personales y culturales. Su tía abuela sufría de esclerodermia, una enfermedad que le hizo adquirir un aspecto monstruoso que provocaba un gran rechazo social. Este aspecto y el mal olor causado por su incontinencia, otra consecuencia de la enfermedad, la condenaron al ostracismo incluso en su propia familia. Así, tuvo que pasarse toda la vida sintiendo que la miraban como a un monstruo, como la representación viva de lo que no queremos contemplar de cara: la enfermedad, el descalabro físico, la muerte que acecha.

 

Sigue leyendo “Guardianes de la memoria”

Clubbers, la noche sin fin

Entre los incontables cambios que se produjeron en la ciudad de Berlín tras la caída de su famoso muro en 1989, pocos se imaginaban que habría que incluir el desarrollo de un circuito de clubs que, más allá de su función recreativa, iba a crear toda una contracultura musical y social en la capital alemana. La joven fotógrafa Anna-Lena Krause ha retratado a una serie de berlineses a la salida del club, en el momento en que, después del éxtasis del baile, el cansancio saca a relucir su vertiente más frágil.

 

Sigue leyendo “Clubbers, la noche sin fin”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑