Poéticas de la emoción

Nacemos llorando y, si todo va bien, a lo largo de nuestra existencia experimentaremos todo tipo de emociones: alegría, pena,  ira, dolor, risa… Saber lidiar con ellas no siempre será fácil y de nuestra capacidad de tratarlas correctamente y expresarlas dependerá gran parte de nuestra felicidad.

La exposición “Poéticas de la emoción”, inaugurada el pasado 7 de febrero en CaixaForum Barcelona propone un interesante diálogo entre obras de muy diferente origen y estilo, buscando, a través de sus diferentes expresiones, puntos de contacto inéditos, a veces sorprendentes y siempre enriquecedores. Aunque principalmente centrada en el arte contemporáneo,  la exposición recorre 700 años de la historia del arte, desde el gótico hasta Joan Miró, pasando por Julio González, Perejaume e incluso el fotoperiodismo de Enric Folgosa.

Hemos podido hablar de emociones y de cómo el arte nos ayuda a entenderlas y encauzarlas con la comisaria de la muestra, Érika Goyarrola

Captura de pantalla 2019-02-27 a las 9.01.28

¿Crees que las emociones son las mismas a lo largo de la Historia o van evolucionando según los contextos sociales y culturales?

Las emociones son biológicas, son reacciones físicas frente a determinados estímulos. Nacemos con ellas pero al mismo tiempo son culturales y requieren un aprendizaje, por lo tanto van cambiando a medida que pasa el tiempo. Un ejemplo claro sería llorar: los motivos por los que lloramos no son los mismos cuando nacemos que cuando tenemos 50 años.

¿En qué medida crees que el arte puede canalizar emociones que no seríamos capaces de expresar si no existiera? ¿Nos permite entender nuestras emociones y darles salida?

Creo que el arte puede demostrar que las emociones no tienen por qué tener esta connotación negativa que demasiadas veces han tenido a lo largo de la Historia. Muchas veces se han visto como debilidades. Era algo que quedaba relegado a los niños, los ancianos, los bárbaros. Lo que puede hacer el arte es normalizar las emociones y mostrar que la expresión de las emociones puede ser algo positivo.

Durante la exposición has comentado que Darwin consideraba que los ingleses no podían llorar, como si fuera un signo de debilidad.

También decía que eran universales y que, además de su origen biológico, tenían un componente cultural. Pero es verdad que decía que el hombre se convertía en hombre cuando era capaz de reprimir sus emociones.

Sin embargo, las emociones son clave para nuestro desarrollo: los insectos apenas han evolucionado porque no sienten miedo. Sorprende que el autor de la teoría de la evolución adoptara una postura así…

Es que en la época victoriana estaba arraigada la idea de que el hombre debía mostrarse impasible mientras que el arte precisamente trataba de transmitir emociones extremas. El arte permite que captemos todas esas emociones a menudo reprimidas gracias a la traslación de los sentimientos del artista hacia su cuadro y del cuadro hacia nosotros.

También comentabas que el arte contemporáneo parece haberse alejado de las emociones y que se había vuelto frío y autorreferencial.

Efectivamente, el arte ha cambiado de función a lo largo del tiempo. Y al hacer referencia a sí mismo, hace que el arte de hoy en día sea  demasiadas veces accesible únicamente para conocedores específicos, es decir un círculo muy cerrado. El arte puede haberse alejado de la gente porque quizás haya perdido su capacidad de conmovernos y de apelar a nuestra sensibilidad.  Al final, el arte en general siempre ha tratado de vehicular emociones, algo que está muy claro en el caso de la música. Pero el arte, al incidir en la idea y el concepto, muchas veces utiliza lenguajes que no son accesibles al gran público.

En cambio, en las redes sociales, en la publicidad o en el cine vemos ahora emociones muy desmedidas y extremas.

Sí, las emociones se utilizan mucho en el marketing, por ejemplo, para incidir en el comportamiento de los consumidores. También están muy presentes en la educación e incuso en la política pero es curioso que en el arte, a pesar de su presencia en tantas obras, las emociones hayan sido apartadas. Esta exposición trata precisamente de rellenar ese hueco.

Además de representar emociones, ¿crees que el arte puede llegar a crear emociones que desconocíamos o no sabíamos cómo encauzar?

Puede ser, y lo vemos en la segunda parte de la exposición, donde la emoción se representa de forma metafórica o a nivel espiritual, como en la iconografía religiosa. Creo que estos cuadros sí tienen la capacidad de transmitirnos esas pulsiones y experiencias diferentes.

¿Crees que el arte puede prescindir por completo de las emociones?

Sí, hay mucho arte que se basa en la documentación o también tenemos el caso del arte minimal, expresiones que se basan más en el discurso o en conceptos que en buscar la expresión de emociones.

Pero el arte nos ha ayudado a legitimar determinadas emociones, hemos aprendido a expresarlas a través de las obras que hemos visto.

Es el caso del arte religioso que se encargó de humanizar a Jesús, a Dios o a los diferentes santos o mártires. Es decir que, a través de esta dramatización, el arte logró ponerlos a nuestra altura. El arte permite normalizar las emociones y se trata de un papel fundamental ya que las emociones ayudan a nuestra razón a tomar decisiones.

 

La exposición “Poéticas de la emoción”, inaugurada el 7 de febrero permanecerá en CaixaForum Barcelona hasta el 19 de mayo de 2019 antes de ir a Zaragoza en junio y a Sevilla en noviembre.

Entrevista publicada en revista ALMA

Foto: Rita Puig Serra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.